Guatemala ha cerrado sus fronteras

Autor del texto: Victoria Valikova
Fotógrafo: Elena Vlasova

Guatemala ha cerrado sus fronteras para los extranjeros. Esto significa que los nuevos voluntarios no pueden arribar a la clínica y nadie puede traernos los medicamentos necesarios.

Guatemala ha cerrado sus fronteras a los extranjeros. Eso significa que no hay nuevos voluntarios que vengan al proyecto y nadie puede traernos nuevas medicinas… Normalmente, compramos una amplia gama de medicamentos para nuestras clínicas en Rusia y otros países. Son medicinas caras para tratar la diabetes, la epilepsia, el asma y cientos de otras enfermedades que no esperarán hasta el final de la cuarentena. Tenemos que comprar estas medicinas ahora mismo para seguir tratando a nuestros pacientes ya que los suministros se están agotando rápidamente. Estamos tratando de dar a nuestros pacientes más medicamentos durante la pandemia, para que puedan permanecer en casa durante varios meses, sin venir a la clínica. Pero en Guatemala el precio de estos productos puede ser 10 veces más alto. Actualmente no tenemos suficientes fondos para comprar todo lo que necesitamos. A pesar de la pandemia, 13 voluntarios están trabajando y atendiendo a muchos pacientes que sufren de trastornos intestinales, hipertensión arterial y diferentes lesiones. Además, 31 voluntarios están listos para subir a un avión tan pronto como los países abran sus fronteras. Estamos atentos y en constante contacto con las embajadas, el Ministerio de Salud de Guatemala y las organizaciones sin fines de lucro locales.

Slider image
Slider image
Slider image


Hacemos todo lo posible para facilitar el trabajo de nuestros médicos. ¡Hoy, más que nunca, necesitamos tu apoyo! Tratamos a miles de pacientes en nuestra clínica. No podemos dejar de recetarles insulina, antiepilépticos y otros medicamentos que salvan vidas, ni siquiera por un mes. Por favor, inscríbase para una donación mensual o haga una donación única. Su ayuda nos permite seguir tratando a la gente.

Últimas noticias

Cómo viven las mujeres lactantes en Nicaragua: la historia de nuestra paciente

Las madres lactantes de todo el mundo se enfrentan a problemas de lactancia, falta de sueño y enfermedades infantiles. Pero las que viven en regiones con recursos limitados lo tienen especialmente difícil. Para entender cómo se las arreglan las mujeres de Chinandega, Nicaragua, compartimos la historia de una de nuestras pacientes.

Más detalles

Un caso de paciente como ejemplo de un problema global

«Ya no tenemos que elegir qué comprar: los medicamentos o la comida sana»

Más detalles

¿Cómo son las jornadas laborales y los fines de semana de nuestros voluntarios?

Los invitamos a realizar un viaje virtual por nuestras clínicas en Guatemala y Nicaragua y vivir un día con los voluntarios.  La jornada en las clínicas comienza a las 6 o 7 de la mañana, dependiendo del horario. Los voluntarios a los que les toca preparar el desayuno se levantan más temprano que el resto,…

Más detalles